Los hombres solteros mas codiciados

Pero eso no significa el final de la emoción de una boda real.

Hay muchos príncipes solteros y princesas que no dieron el sí en todo el mundo. Conocé a los posibles 16 protagonistas de la realeza. La hija del príncipe Andrew, duque de York y Sarah, duquesa de York, es una patrona de las artes.


  • Los 16 solteros más codiciados de la realeza - LA NACION.
  • hogueras de san juan tenerife 2018!
  • Guapos, ricos y solteros. Los famosos más codiciados.
  • {{diapoTitle}}?
  • terra chueca canarias.
  • Los 16 solteros más codiciados de la realeza.
  • Otras galerías!

El príncipe Philippos es el hijo del rey Constantino y la reina Ana María. Tiene 32 años y solo lleva el título nobiliario porque la monarquía fue disuelta en Grecia en Tiene 23 años, se graduó en Historia Internacional y ocupa un lugar en el consejo de seguridad de la ONU.

Alex González

Es la mayor de cinco hermanos y la séptima en la línea de sucesión. Este príncipe casi se pierde de entrar en esta lista. Venzeslaus tiene 44 años y estuvo de novio con la supermodelo Adriana Lima. La princesa Elisabeth von Thurn und Taxis de Alemania tiene 36 años y ninguna boda real en su haber.

Guapos, ricos y solteros. Los famosos más codiciados

Son lo mejor de lo mejor. Miles de mujeres suspiran por sus huesos.

2. Philippos de Grecia y Dinamarca

Ellos, sin embargo, prefieren ser lobos solitarios en esto del amor. Protagonizan numerosas portadas de revistas al cabo del año. Arrancan los mayores gritos en las alfombras rojas de cualquier presentación. Tampoco le va mal en lo profesional después de haber protagonizado la existosa serie de Telecinco El Príncipe. Se le han conocido parejas como Chenoa o la propia Adriana Ugarte.

Los hombres millonarios y solteros más codiciados del - Utopico

Parece que todavía no se ha encontrado con la mujer ideal. Por el camino, sin embargo, no parece haber tiempo para tener citas.

¿Cuáles son las delicias de ser un hombre soltero?

Las mujeres también tienen algo que decir en esta lista. Y no le hace falta un hombre a su lado.